22 de enero de 2014

Nuestro Hermano Mayor "víctima" de una encerrona cofrade


Santiago Muñoz home
Después de casi dos lustros de gestión al frente de nuestra Hermandad, por motivos estatutarios, el mandato del  Hermano Mayor, D. Santiago Muñoz de la Torre va llegando a su fin. A Santi, tal y como lo conocemos todos sus amigos, se le podría tildar de muchísimas cosas: incombustible, trabajador, comprometido, compañero, amigo, confesor, solidario… pero para muchos de los que han tenido la suerte de estar junto a él, el único calificativo que lo define y que engloba todas sus virtudes, es el de hombre bueno. Efectivamente así es y debido a todas estas virtudes que lo definen, Santi, lo único que dejará tras de sí y de su mandato, será amistad, cariño y la sensación de que siempre estará ahí junto a su Virgen de Gracia.

Y prueba de lo dicho, no sin mil argucias para que el interesado no se diera cuenta de la trama, después de más de dos meses de preparativos, escogiendo la fecha adecuada como fue la de la presentación del Cartel de Semana Santa, en la que su Virgen es protagonista…

Una vez terminado el acto de presentación del Cartel de Semana Santa, la desbandada de todos los “gracieros” que nos encontrabamos en el auditorio del Hospital de Santiago y algunos más, fue de película. El objetivo no era otro que el de dirigirse a un conocido restaurante en Úbeda para ocupar sitio y esperar a que llegara el protagonista de la segunda parte de la noche, que no era otro que nuestro Hermano Mayor, el cual, de una manera engañosa y pensando que se trataba de un pequeño acto en agradecimiento al presentador del Cartel, su hermano y amigo Medina, acudió como uno más de los convocados.

Fuimos capaces de reunirnos en torno a un centenar de personas: sus padres, Hermanos Fundadores, antiguos Hermanos Mayores, Hermanos Mayores de otras cofradías, y casi todos los que hemos tenido la oportunidad de pertenecer a la Junta de Gobierno de Nuestra Señora de Gracia bajo su presidencia.

Como si de Morante se tratase pisando el albero de las Ventas, fue recibido nuestro querido amigo a la entrada en el lugar de reunión. No sabemos si algo se barruntaba, el caso es que el gesto de su cara lo decía todo: felicidad, emoción, sorpresa… disfrutamos de una noche emocionante, fraternal, cofrade por los cuatro costados; todo ello dedicado a nuestro querido Santi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario